PC-9 M se ha establecido como un líder entre las aeronaves turbohélice para entrenamiento, ofreciendo un valor superior para la formación fuerzas aéreas de todo el mundo.
El PC-9 M es lo suficientemente dócil para un principiante, pero con suficiente energía disponible para las fases básicas y avanzadas más exigentes de entrenamiento.
El PC-9 M se ha vuelto altamente considerado por los instructores de vuelo como un avión con un alto rendimiento, alta energía y un manejo ágil, por lo que es una plataforma de formación ideal para una amplia gama de programas de entrenamiento utilizados hoy día.
Pilatus ha mejorado continuamente el PC-9 M para mejorar su funcionamiento, manteniendo bajos costos de ciclo de vida y de adquisición. Posee un diseño de cabina moderna y la introducción de grandes pantallas, primaria y secundaria, de cristal líquido de matriz activa ha transformado el avión PC-9 M en una verdadera “cabina de cristal”.